La etapa que pase en la escuela fue sobre todo una etapa de despertar, poner los pies en el suelo y darme cuenta que eso ya no era el instituto, que dependía enteramente de mi para salir adelante, conseguir unas prácticas que me permitieran incorporarme al sector que quería, en mi caso publicidad, comunicación, marketing, etc. 

Después de este planteamiento, hice mis prácticas y al final de las mismas, después de que mi empresa se fusionara con un grupo empresarial, yo me incorporé al departamento de Marketing de su competencia directa.

Pero el mundo de las start-ups son arenas movedizas y yo no acababa de encontrarme segura, ni 100% satisfecha de mi evolución en la empresa, así que vuelta a empezar.

Decidí probar suerte en el mundo de las agencias creativas, una experiencia que recomiendo a todo el mundo y que estoy segura que no existe nada parecido en el mercado laboral, con sus cosas buenas y malas, por supuesto. 

Hace dos meses, a raíz de las relaciones profesionales que hice en agencia y las campañas para las que trabajé me llamaron del departamento de Marketing y Comunicación de LG, donde me encuentro trabajando actualmente. 

Como conclusión, hasta el momento, creo que es un mundo en el que hay que saber moverse, no es suficiente con mandar un currículum, tienes que buscar la manera de destacar por encima de todos los demás. Y creedme cuando digo que son MUCHOS MÁS.

Lo bueno de esta profesión, es que se aprecia y valora una a una las características de cada persona, por lo que crear tu propio puesto es mucho más sencillo y eso te aporta crecimiento profesional, personal y da valor a tu empresa.

 

Raquel Martín Porras

Antigua alumna de la Escuela Superior de Publicidad.

Técnico en Gestión Comercial y Marketing (2010-2012)

 

Si te gusta, comparte! ;)

 

selle Madrid Excelente     sello Confianza Online