La publicidad de la industria del perfume y la cosmética -como otras tantas- sigue llena de clichés y estereotipos que tienen como objetivo idealizar (y deformar) una realidad que no existe y que termina por alejar y frustrar a un consumidor cada vez menos receptivo a este tipo de mensajes.

Si analizamos la figura de la mujer en estas campañas, nos encontramos con varios prototipos que se repiten hasta la saciedad: el objeto sexual y la diosa inalcanzable son, sin duda alguna, dos de los roles más usados dentro de este sector.

¿Crisis de creatividad? ¿Miedo a salir de la zona de confort? ¿Pereza? Puede que la respuesta sea un compendio de todas, o puede que de ninguna. Por suerte, poco a poco van apareciendo anunciantes que dan un paso adelante y apuestan por arriesgar, sorprender y vender su producto más allá de la cosificación.

Este es el caso de Kenzo que ha dado un giro de 180º para promocionar su nuevo perfume, llamado “Kenzo World”. La pieza prescinde de todo el ambiente empalagoso que suele dar forma a este tipo de anuncios: no hay ninguna mujer frágil; ni rastro del acompañamiento musical de corte romántico/ñoño; y por supuesto, no hay ningún hombre que de sentido a la existencia de la mujer.

 

 

Una expresiva mujer vestida de verde, interpretada por la actriz y bailarina Margaret Qualley, asiste a lo que parece ser una entrega de premios. Una reunión de personas superficiales y vacías que no buscan otra cosa más que alimentar sus egos a golpe de reconocimiento social. La protagonista, ante semejante panorama, sale de la sala y explota de una forma muy extravagante al ritmo de una hipnótica composición musical, creada para la ocasión, titulada “Mutant Brain”.

Spike Jonze, director de la obra, se ha asegurado no sólo de invitarnos a esta rebelión emocional, sino de que formemos parte activa de la misma. Y parece que lo ha conseguido, el spot no ha tardado en viralizarse gracias a todas esas personas que se han involucrado en esta transgresora campaña publicitaria.

Un anuncio impactante y sorprendente que desprende fuerza, carácter y personalidad de principio a fin. Un spot que publicita un perfume pero que se aleja de la publicidad tradicional que envuelve al mismo. Una publicidad tradicional que parece estar enfocada en llamar la atención del hombre, que es el encargado de comprar el perfume, atraído por el reclamo publicitario, para ofrecérselo a su mujer.

 

 Ver Spot 


Este anuncio, tan rompedor como inspirador, va directamente dirigido a esas mujeres que llevan las riendas de su vida y que no necesitan que nadie les compre ningún perfume. Son independientes, viven según sus normas y, sobre todo, saben lo que quieren y lo que no. Y además, invita al resto de mujeres, y hombres, a explorar otras realidades que están más allá de los estereotipos y los límites que nos imponen o nos imponemos nosotros mismos.

Un chorro de aire fresco que esperemos sirva como referente para cambiar la publicidad de perfumes en el futuro.

 

 

 

SÍGUENOS

 

selle Madrid Excelente     sello Confianza Online